.
(Vacío)

Cadillac Coupe DeVille Custom Hawaiiano 1959

Cadillac Coupe DeVille Custom Hawaiiano 1959

Año
1959
Marca
CADILLAC
Modelo
DE VILLE COUPE
Motor
390ci, 325CV, Cambio automático
Provincia
BURGOS
Teléfono
651991717
Disponibilidad
NO está en venta. Por favor visite VENTA EN STOCK www.mmclasicos.com
Cadillac Coupe DeVille Custom Hawaiiano 1959

En 1959 terminaba la época más glamurosa y de mayor esplendor en Estados Unidos. En el mundo del automóvil, las aletas de cola habían sido el reflejo de la obsesión por la conquista del espacio y la estética de los cohetes y aeronaves. Durante estos años e incluso a posteriori todas las marcas se contagiaron por esta corriente en mayor o menor grado. Se sucedieron todo tipo modelos a lo largo y ancho del planeta unos de formas más acertadas que otros, pero por entonces la poderosisima General Motors y sus departamentos de diseño marcaban las tendencias de la moda y el resto de fabricantes generalistas americanos y europeos  se inspiraban en ellos. Toda esta corriente tuvo como  obra cumbre los Cadillac fabricados ese último año de la década de los 50. Harley Earl responsable del uso extravagante de cromados y fascinantes aletas por todos imitado, se jubila en 1959 dejando la General Motors.

 

No ha habido nunca un estilo más singular en toda la historia del diseño de automóviles en serie. Extravagante, exagerado, soberbio; El Cadillac del 59 no deja impasible a nadie. En Mayo de 1959 la Revista CAR LIFE decía: "Su conducción está tan nivelada como jamás había experimentado en otro coche" . Igualmente la revista  MOTOR LIFE: "Su marcada superioridad radica en su incomparable lujo y calidad. La conducción de este coche es tan silenciosa y el interior tan lujoso que se hace sentir inmediatamente. Su llamativa carroceria hace de este coche un auto de máximo prestigio."

 

El Cadillac de 1959 marca el final de una época muy especial, pero también aporta futuro y supone un gran avance tecnológico con su chasis y carrocería baja y su mecánica de concepción moderna. General Motors anticipándose a algo que hoy en día cualquier fabricante de automóviles realiza como base de sus futuros proyectos había realizado un estudio profundo sobre preferencias del mercado. Para entonces los caballeros ya estaban dispuestos a conducir sin sombrero, por lo que se pudo rebajar de forma considerable la altura del techo, creando una carrocería larga y estilizada. El motor de 390 pulgadas cúbicas, 6.384cc rinde 325CV que empujan de verdad y su consumo, hablando de este tipo de automóviles y siempre que esté bien puesto a punto es francamente bajo. Su conducción es muy confortable y goza de un comportamiento dinámico muy llamativo. Se trata de un coche estable, frena bien y acelera con contundencia. Su rodar sobre el tráfico de hoy en día solo está penalizado por sus casi seis metros de longitud y su larga cola que tiende a abrirse en las maniobras, por lo demás es un coche que sorprende por su respuesta y relativa agilidad. Es extraordinario para realizar grandes viajes, tiene aire acondicionado, servodirección, elevalunas eléctricos, cierre centralizado, apertura remota de maletero, asientos eléctricos, cristales tintados, etc.

 

En el año 2009 tuvimos oportunidad de rendir homenaje a este fantástico vehículo en su 50 aniversario, acudiendo al American Cars de Gijón con varias carrocerías diferentes de Cadi 59, en un viaje precioso. Desde ese año nuestro coupe ha viajado por toda la península en viajes particulares y solo nos ha dado satisfacciones. Antes de todo esto lo estuvimos restaurando varios años con cariño y personalizándolo en un estilo Custom Hawiiano, su lugar de origen. Está repleto de detalles sugerentes y recuerdos evocadores a las islas Hawaii. El retrovisor es una tabla de surf de madera. La palanca del cambio automático es un mítico Tiki, Las alfombrillas son de bambú. El maletero está decorado con todo tipo de artículos de época de estas islas, Pin Ups, Tikis...no falta ni la bailarina Hula Doll que baila al ritmo del V8. He tenido la suerte de tener todas las carrocerías de estos modelos y la versión coupé es mi preferida por su trasera más alargada y su bajo techo. El Cabrio es muy bonito pero la zaga se ve recortada para alojar la capota tras los asientos traseros.

 

El Cadillac de 1959 es el máximo Icono de los Grandes Coches Clásicos Americanos.  A partir de este año la decadencia y el sentido práctico en el diseño del automóvil se van imponiendo hasta nuestros días

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Solicitud de información
Por favor, introduzca sus datos personales y la consulta que desea realizar. Esta información será recibida a través de e-mail, para que pueda ser atendida adecuadamente.
Nombre y Apellidos
e-mail
Teléfono
Consulta
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Ofertas
Notícias